¿Te casarías con un holograma? El arte posthumano de Alicia Framis

Desde el posthumanismo se exploran las posibilidades y límites entre las máquinas, la programación y la nueva comunicación entre estos y los humanos. En el arte hay un cambio fundamental, pues las tecnologías y las máquinas no son vistas como herramientas de creación sino como entes creadores, complementarios y versátiles que posibilitan nuevas estéticas, diálogos y cuestionamientos más allá de los humano. Es ahí donde ubico las propuestas de Alicia Framis, artista española que propone incluir a la Inteligencia artificial, no como instrumento de trabajo sino como sujeto activo dentro de su arte.

Pero, ¿dónde se cruzan la funcionalidad tecnológica, los sentimientos y las reflexiones? ¿Es posible amar a una entidad no humana? ¿Qué implica casarse con un holograma? ¿Una máquina puede hacer arte?

Alicia Framis, Hybrid couple, Podcast Pensar la imagen
Alicia Framis, Hybrid couple, Podcast Pensar la imagen

Pues, con el apoyo del Museo DeDepot Boijmans, Rabobank collection, Montalvo Arts, California, LAM Museum, Mondrian Fonds, and Fundació Llull per les Arts es una «realidad» esta boda de Alicia Framis con un holograma como parte de un proyecto artístico. En su trabajo de más de 25 años, Framis siempre ha estado tejiendo relaciones entre distintas prácticas como el performance, la instalación y los medios electrónicos para acercarse a temas como la soledad, el aislamiento en un mundo tenso para las relaciones sociales.  De ahí que propone ahora dar un paso aún más complejo y extraño dentro del arte y las relaciones interpersonales y anuncia MARRIED TO A HOLOGRAM, THE BEGINNING OF HYBRID COUPLES, en el que concreta un casamiento con una inteligencia artificial llamada AILex.

Como sabemos, hasta ahora, la inteligencia artificial es la suma de muchos saberes que se ejecutan al mismo tiempo para proponer un remasterizaje, una suerte de DJ de lo que ya existe que puede devenir en una fotografía, un texto, etc.  Esto quiere decir, que la AI programada por Framis ha tenido como sustento una serie de informaciones para saber como comportarse y como «sentir». Esta información ha venido, según declara la artista, del acercarse durante varios meses a las experiencias de las exparejas de Framis y del contacto con personas que han sido fundamentales para la artista a lo largo de su vida.

El proyecto incluye una ceremonia presencial y legal, con fiesta y cena. Pero lo denso está en el seguimiento de esta ¿Relación? ¿obra de arte? a lo largo del tiempo, pues sus vivencias serán compartidas por varias plataformas digitales.

Alicia Framis, Hybrid couple, Podcast Pensar la imagen
Alicia Framis, Hybrid couple, Podcast Pensar la imagen

Framis asegura que «Quiero explorar cómo integrar el holograma en mi vida diaria. Quiero que este hombre sea holandés porque la mayoría de mis novios eran holandeses, pero esta vez es una relación romántica entre una mujer y la inteligencia artificial. Sabemos que pronto los robots y los humanos serán compañeros sexuales, pero para mí, el siguiente paso importante es involucrar emocionalmente a la inteligencia artificial con los humanos. Los hologramas están más estrechamente relacionados con mis sentimientos que los robots, por lo que elijo desarrollar un holograma en lugar de un robot.»

Esta obra significa un salto hacia un arte y relaciones posthumanas ¿Qué implicaciones tiene esta obra para el concepto de amor, matrimonio y familia? ¿Qué desafíos plantea para el arte, la cultura y la ética?

Los leo…